20150125

Entonces fue cuando le dije

Entonces fue
cuando le dije,
recuerda,
escríbeme en vida para
que yo pueda leerte
y arrepentirme amarte 
regresar al abrazo.
Escríbeme en vida,
para que yo sepa
que te importé no
después,
si no antes,
mucho antes
cuando yo te decía
escríbeme,
escríbeme ni que sea
en esta vida para
que yo pueda leerte,
ahora,
que aún estamos
a tiempo,
ahora,
que aún tengo la inocencia
en carne viva.

7 comentarios :

  1. Dios, es como ver el presente con ojos de pasado. Es como si se tratara de extrapolarse para tener conciencia de lo que se está viviendo.
    Y el ritmo, con esas puntuales ausencias de nexos, es como sincopado, y la lectura se detiene por momentos para luego ir rápido.
    "...la inocencia en carne viva" (que sea siempre).
    Me gusta mucho. Mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que pasé bastante tiempo pensando en el ritmo, sí, quería que sonase como un mensaje atropellado, como cuando se te van a cerrar las puertas del metro/tren y hay una persona al otro lado que pronto va a dejar de escuchar lo que dices. Muchas gracias por hacer siempre anotaciones tan interesantes.

      Eliminar
  2. "Que aún tengo la inocencia/ en carne viva" me encanta. Precioso.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Me preguntaba si podrías ayudarme a difundir una iniciativa divertida que estoy organizando en mi blog (incluso por si quieres apuntarte!) Verás, estoy buscando a personas a las que les guste escribir para un juego que se llama Cadáver exquisito.
    Puedes ver aquí en qué consiste: cristinargou.blogspot.com.es
    Si tienes alguna duda sobre algo no temas en preguntarme. Tienes hasta este domingo para apuntarte. Un gran abrazo! :) Y perdona el spam!

    ResponderEliminar
  4. qué bonito lo haces con apenas cuatro líneas. qué hermoso y frágil y rotundo a la misma vez. no me cansaré de repetirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mira hilia si me lo dices tú, me lo creo :)

      Eliminar