20140602

Llevo tu nombre en mi nombre

                                       Thou lovest: but ne'er knew love's sad satiety 
                                          –PERCY SHELLEY

Llevo tu nombre en mi
nombre,
sabiendo que poco a poco

me convierto
sombra en tu sombra.
Como si ser
            tú,            luz en mi,
no bastase.

5 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Todo anhelo para los enamorados empedernidos.

      Eliminar
  2. Es que tal vez no basta y es necesario ser su nombre ser su sombra y ser "mi" nombre y ser "mi" sombra, todo al mismo tiempo y todo paralelo, pura metafísica.
    Qué poemas tan grandes siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias RH. Y sí, de ahí que Shelley presida el poema; esos nombres y sombras son "una triste saciedad".

      Eliminar
  3. La luz debe ser siempre propia, para iluminar siempre un camino propio. Las sombras arrojadas despistan, y las luces ajenas son a veces como faros que alumbran las rocas.

    ResponderEliminar